Ante el ambiente político y mediático en Catalunya

Con la confrontación física desatada desde el 14 de octubre en las calles de algunas ciudades de Catalunya, algunos actores del régimen han querido desligar estos sucesos respecto al movimiento nacionalista que transcurre en conflicto abierto desde el 1 de octubre de 2017, y los han querido atribuir a corrientes anticapitalistas o anarquistas.

En CNT se celebran congresos, en los que se debaten y consolidan los Principios, Tácticas y Finalidades en común de la confederación. Esto que decimos está en coherencia con el congreso de CNT y del Movimiento Libertario, y las declaraciones públicas que lo contradigan no nos representan como CNT de Girona.

Nosotr@s no hacemos llamamientos a la confrontación con las autoridades que estén desligadas de estos principios, tácticas y finalidades.

Nos oponemos al sistema carcelario y, a la hora de defender l@s pres@s, no caemos en defender a carceleros ni policías con problemas legales. Para defender cargos represivos o banqueros ya son eficaces los políticos, aunque creemos que no debería de haber gente en prisión ni centros de internamiento.

Entre los cuerpos armados nunca reconocemos distinciones de policías buenos ni policías malos. Azules, verdes o marrones, son todos unos… mala gente.

Estamos en contra de las patrias, no creemos en un deber con el país porque no le debemos nada, y nuestra identidad es la de l@s explotad@s y l@s parias de la Tierra.
Promovemos la conciencia de clase (obrera) y nunca lo hacemos con la conciencia nacional. Cuando nos desmarcamos y nos enfrentamos a la Patronal, es cuando plantamos cara a la explotación y al Capital.

Estamos contra las fronteras actuales y contra nuevas fronteras. Contra la dominación del Tercer Mundo, contra la división de l@s explotados y por la vida de l@s migrantes.

Estamos a favor de las consultas populares, de las que ya es capaz la sociedad sin los partidos políticos ni los gobiernos. Por eso no nos gustan las leyes restrictivas que refrendan solo para aprobar lo que interesa a la clase política (como la OTAN, la Unión Europea o nuevas fronteras).

Desautorizamos el uso de CNT por parte de los políticos para sus propósitos electorales, y es vergonzoso el uso del anarquismo en su falsa pugna para diferenciar el bien del mal.

Votar para un gobierno es votar la renuncia a la propia capacidad de decisión. Por eso no seguimos el juego de profesionales ni aspirantes de vivir de la política. En cambio promovemos el funcionamiento horizontal y asambleario en todas las bases de la sociedad.

En Girona, a 8 de noviembre de 2019

Deja un comentario